Una experiencia realmente diferente y una auténtica delicia para los sentidos

Singin’ in the Cave es un proyecto cultural en el que la música y el patrimonio se unen para aportar lo mejor de sí mismos. Es una experiencia total, que incluye una visita completa a les Coves de Sant Josep, además de un miniconcierto acústico, desenchufado, en el que los músicos cantan desde una barca en uno de los lagos más bellos de les Coves: la Sala de los Murciélagos.

June’s Kaleidoscope, en la Sala de los Murciélagos. Foto: CARME RIPOLLÉS

Posteriormente, músicos y público navegan hasta la Sala del Embarcadero y ahí continúa el concierto, ya con sonido amplificado y sobre tierra firme, pero aún dentro de la cueva, para vivir una experiencia inolvidable.  

Singin’ in the Cave es un proyecto que surge en el verano de 2016 de la colaboración entre entidades privadas y públicas. En sus tres primeras ediciones ha acogido más de 30 conciertos.